top of page
Buscar

8M: ¿qué celebramos en el Día Internacional de la Mujer Trabajadora?



HIGHLIGHTS:


  • Antes de convertirse en una fecha importante para las luchas feministas, hubieron diferentes formas y ocasiones en que las mujeres buscaron la equidad, igualdad y dignidad en sus vidas.

  • Nuestro entorno más directo, que es la familia, convive e interactúa dentro de otros sistemas con ideas culturales marcados por estereotipos, creencias, conductas, opresiones y privilegios jerárquicos…

  • El 8M: Día internacional de la mujer se trata de reivindicar estas experiencias para una garantizar una vida digna.


Para este 2023, estuve impartiendo un taller del 8M en un centro cívico en Barcelona para mujeres de la tercera edad. El primer día en que llegué, entre nervios y ganas de conocer a las mujeronas con quienes iba a trabajar, me encontré con un discurso muy contundente: “Nosotras no necesitamos que nos concienticen de nada. Estamos bien concientizadas. Queremos que nos escuchen.” Mujeres de arriba de los 70 apropiándose de su centro cívico, llueva, haga viento o relampague.


Quedé.


Me introduje y pedí que me contaran cosas de sus vidas. Había de todo ahí, pero todas eran mujeres trabajadoras que se resisten a ser olvidadas, ignoradas o inutilizadas. Una de ellas, una doña en sus 80 años, se había ido de viaje durante seis días ella solita – pero su hijo le negaba ir a recoger a sus nietos al cole “por si se caía o algo”–. Otra que su risa sonaba hasta las afueras del centro cívico y contagiaba a quienes estaban a su lado. Ellas sólo querían que el legado de sus luchas fuese visto por toda la gente.





Historia del 8M: Día internacional de la mujer trabajadora


Al principio, en la primera sesión del taller, les compartí la parte histórica del 8M: Día internacional de la mujer trabajadora.


Todo empezó en los antecedentes de las mujeres que ganaron sus batallas respondiendo con lo que podían y tenían.



Antecedentes del 8M: Día internacional de la mujer trabajadora


Antes de convertirse en una fecha importante para las luchas feministas, hubieron diferentes formas y ocasiones en que las mujeres buscaron la equidad, igualdad y dignidad en sus vidas.


  • La huelga sexual en Lisístrata (Antigua Grecia). Se dice que las mujeres que recibían a sus maridos y marineros de la guerra, decidieron cerras las puertas de sus habitaciones como forma de huelga para acabara con la guerra. Y lo consiguieron.

  • En algunas comunidades de pueblos originarios en Abya Yala, practicaban la empatía en las paternidades durante el parto: mientras la mujer estaba pariendo, ella jalaba unos cordones que estaban agarrados a los testículos de su pareja. Así, ambos estarían involucrados en el proceso del parto.

  • En 1908 hubo una huelga de las trabajadoras en el sector textil en Nueva York, cuyo desenlace sucedió con su muerte dentro de la fábrica. Esto ocasionó que un año después, el 28 de febrero de 1909, el Partido Socialista de EE.UU. declarara el primer día de la mujer trabajadora a nivel nacional.

  • En la Rusia de 1917, las mujeres se levantaron en huelga ante la muerte de 2 millones de rusos. Se le llamó: “La huelga por pan y paz”. Cuatro días después, el Zar Nicolás abdicó, y las mujeres no sólo consiguieron pan y paz, también el derecho a votar. Este evento sucedió el domingo 23 de febrero de 1917 en el calendario juliano; el cual representa el 8 de marzo en el calendario gregoriano.

Y que empieza lo bueno: 8M Día internacional de la mujer trabajadora


A partir de estos eventos reinvindicativos, las cosas se fueron dando de forma lenta, atropellada pero garantizada.


  • En 1975, México fue el escenario de la 1º Conferencia mundial sobre la mujer, para conmemorar el Decenio de la ONU para la mujer: igualdad, desarrollo y paz.

  • En 1979, se llevó a cabo la CEDAW –Convención de la eliminación de todas formas de discriminación contra la mujer, por sus siglas en inglés–. Aquí se llevó a cabo la declaración de los derechos de la mujer. Hubo un antes y un después desde la CEDAW.


A partir de ahí, cada cierto periodo, se han introducido distintas luchas reivindicativas que las mujeres en el mundo demandado prestar atención:


  • 2010: Se creó ONU Mujeres

  • 2011: Se creó el Convenio de Istanbul, el cual se trató sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica

  • 2011: Reinvindicación de los derechos LGBT+

  • 2013: Malala como embajadora de los derechos de la mujer a la educación

  • 2013: Reinvindicación de los derechos de las trabajadoras del hogar (movimientos que nacieron en Uruguay y en Filipinas)




¿Por qué celebrar el 8M: Día internacional de la mujer trabajadora?


Hace años, estaba tomando el café con mi mamá después de una comida familiar. Y ahí, mientras estábamos chacualeando sobre la vida, me lanzó una pregunta con mirada fija: “¿Por qué te hiciste de esas ideas feministas?


Tan sólo le regresé la mirada, le sonreí y le contesté: “Por la familia, ma…”


Yo no creo que todos los males se producen exclusivamente dentro de la familia – pero es que la familia se vincula dentro de un contexto biopsicosocial. Es decir,


la familia forma parte de un barrio,

vecindario,

delegación,

ciudad,

comarca o estado,

país con sus contextos históricos y culturales,

continente,

contexto temporal.


A esto, Urie Bronfenbrenner le llamó Teoría o Modelo ecológico (1979).




¿A qué quiero llegar con esto? Si nuestro entorno más directo, que es la familia, convive e interactúa dentro de otros sistemas con ideas culturales marcados por estereotipos, creencias, conductas, opresiones y privilegios jerárquicos… Pos va a ser sumamente normal que nos atraviesen no sólo opresiones, también violencias y discriminaciones por no pertenecer a la parte superior de la jerarquía.


Y no sólo eso: intentamos sobrevivir dentro del sistema de opresiones cargando con la responsabilidad de sobrevivir sin morir en el intento, y con la incesante tendencia a extralimitarse pa’ aspirar tiránicamente a ser mejores, exitosos, parte de los de arriba. Y si no lo logramos, pos nos vemos envueltos en:


  • Miedo a la exclusión social,

  • burlas y humillaciones,

  • violencias, discriminaciones y acosos,

  • precariedades,

  • una salud mental (y física) hasta por los suelos,

  • un constante sentido de desgaste por aspirar a algo que el sistema mismo frena o impide,

  • un estado de alerta hiperalerta, con sus consecuencias en la forma de vincularnos con el entorno y con une misme…

  • y definitivamente, un profundo sentido de fracaso, vacío y soledad.


Así que sí tú, eres:


  • una persona que se identifica como mujer o tienes la regla,

  • una persona que no cuenta con un cuerpo hegemónico (dígase, eres gorda, con acné, dientes chuecos, etc),

  • convives con una divergencia (física o neurológica), enfermedad física, psicológica o mental,

  • eres una persona racializada,

  • tu trabajo no cuenta con la garantía de tus derechos humanos y sufres de constantes acosos y menosprecios por ello (por ejemplo, el trabajo sexual),

  • tienes miedo de caminar sola en las calles de noche,

  • tienes dos o más turnos laborales (y algunos de ellos no son remunerados),

  • convives con una pareja que se identifica como un hombre (cis-het) que le cuesta horrores expresarse o mostrar emociones,

  • tus gastos se van hacia productos sanitarios como toallas/compresas, tampones, copas, rastrillos/maquinilla, etcétera,

  • te hacen “bromas” sobre la forma de vestirte que es muy provocativa o sobre un evento traumático que viviste (como un abuso sexual)...

  • tu orientación sexual o identidad de género/sexual no es especialmente la hegemónica (cis-heterosexualidad).


Que sepas que es cansado vivir en un (c)istema que lo hace cada vez más difícil pa’ quienes resistimos desde estas opresiones sin elección. Y de eso se trata el 8M: de reivindicar estas experiencias para una garantizar una vida digna.



¿Qué quiere el 8M: Día internacional de la mujer trabajadora?


Si tú has escuchado o alguna vez dijiste frases como:


  • “Dejen de romantizar la obesidad”

  • “Hombres disfrazados de mujeres no son mujeres”

  • “India patarrajada”, “Pinches nacos” o “Monos bajados del cocotero”

  • “Sólo quiere llamar la atención con la supuesta enfermedad mental”

  • “Qué zorra, mira cómo se viste. Seguro quiere ser violada”

  • “Eres una histérica dramática”

  • “Pobrecitas p*tas que se dejan vi0l4r porque el segso consensuado es con amor a lo tradicional.” (Sí, te estoy viendo a ti, C.H.)


Quiero decirte que el 8M: Día internacional de la mujer trabajadora NO es para romantizar las diversas realidades de opresión que vivimos las mujeres y personas que se identifican como mujeres y personas que tienen la regla. 🔥 La lucha reivindicativa del 8M no es pa’ idealizar las precaridades y resistencias del (c)istema. 🔥


Y es que romantizar romantizar = idealizar, y yo jamás he escuchado a personas resistiendo a sus opresiones diciendo:

“Qué cool es vivir en precariedad. Mira mi vida de discriminaciones y agresiones, y la que que soporte. 💅🏼”


Es absurdo, ¿no?


Simplemente se pide y exige una vida digna.

Una vida, como cualquier otra, en la diversidad.

No es difícil de entender el pedir una vida libre de discriminaciones y violencias contra nuestras cuerpas. Comprensión lectora, mi cielas 🤡.


Sólo pedimos que dejen de echar su hate.

Por su atención, gracias.


Así que si hoy sales a marchar o a hacer acompañamiento a las resistencias, cuídate mucho. Porque la resistencia requiere cuidados, compasión, compañía, comunidad. Yo confío y creo en ti, que estás haciendo lo mejor que puedes hacer, que estás respondiendo con lo que tienes y puedes. Aquí estamos. Aquí resistimos. Aquí (nos) transformamos.




32 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page